Pluma Invitada: Quien mucho se apresura queda en el camino, Platón

No siempre fui impaciente; de niña, si me gustaba una canción esperaba junto a la radio con casete en mano para que la pusieran y poder grabarla; siempre pidiéndole a Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*